Noticias Destacadas
Inicio / Tecnología / 10 cosas que dejaste de hacer debido a la tecnología
10 cosas que dejaste de hacer debido a la tecnología

10 cosas que dejaste de hacer debido a la tecnología

Actualmente contamos con herramientas que se encargan de tareas que antes hacíamos de forma cotidiana y que ahora nos resultan tediosas o anticuadas.

Lo más probable es que ya no tengas una enciclopedia en casa (seguramente la tiraste en tu última mudanza o sigue en casa de tus padres), y tampoco recuerdas cuándo fue la última vez que compraste y usaste un sello. Es posible que también hayas cambiado los libros de recetas por vídeos de Youtube sobre cocina, y que hayas dejado de apuntar los números en aquella agenda que siempre estaba al lado del teléfono.

Y es que la tecnología ha cambiado nuestras vidas. Lo ha “simplificado” todo, desde la tarea más sencilla hasta la más complicada, entre aquellas que antes realizábamos a diario. Los dispositivos tecnológicos han cambiado por completo la manera en que hacemos las cosas, proporcionándonos herramientas capaces de hacer tareas que antes hacíamos de forma cotidiana y que ahora nos resultan tediosas o anticuadas.

Memorizar números de teléfono

¿Cuánto hace que no llamas a un contacto sin buscarlo en la memoria de tu móvil? Aquellos mayores de 20 años recordarán, quizá con nostalgia, el marcado dígito a dígito en el teléfono para llamar a alguien, pero ahora la mayoría de las personas no conocen de memoria ni el número de su pareja. Pero antes de la llegada de la tecnología utilizábamos casi cualquier cosa para apuntarlos, como las sevilletas de los bares o algún recibo viejo, y hasta las palmas de nuestras propias manos.

Colocar carteles para vender

Para vender nuestro viejo coche solíamos aparcarlo en la calle con un cartel visible desde la ventana con grandes letras en las que ponía “en venta”. Hoy en día utilizamos una o varias aplicaciones de compra venta de vehículos que nos facilitan esta transacción, como “segundamano”, “vibbo” o “wallapop”.

Enviar un fax

El fax es otro de los grandes desaparecidos. Antes era necesario tener un teléfono para enviar documentos, y muchos recordarán todavía aquel estruendoso ruido que nos avisaba de la llegada de alguno. Ahora el fax ha pasado a mejor vida, y utilizamos el correo electrónico en su lugar.

Grabar música en cassettes

Grabar cassettes con nuestras canciones favoritas era algo que hacíamos también con bastante frecuencia. Escogíamos las que más nos gustaba de entre las que sonaban en la radio, y esperábamos ansiosos con el dedo colocado sobre el botón de “grabar” para registrarlas. Actualmente puede sonar algo prehistórico, pero lo cierto es que no hace tanto que este era el método más utilizado.

Grabar películas en VHS

Lo mismo ocurría con las cintas VHS para grabar nuestras películas favoritas cuando las echaban por la televisión. Ahora es tan simple como buscarla en una plataforma como Netflix o en Internet, y ni siquiera necesitamos descargarla para verla.

Ir al banco

Gestionar nuestras cuentas es algo que ahora también realizamos a través de Internet. Pero no hace tanto acudíamos a nuestra sucursal para realizar esas gestiones, como cobrar un cheque o realizar una transferencia a otra persona. Ahora todo lo hacemos a través de la red, ya sea desde el navegador o de la app de móvil que todos los bancos poseen.

Buscar palabras en el diccionario

Otra de las tareas cotidianas que han desaparecido es consultar el diccionario para confirmar la ortografía de una palabra. Ahora una rápida búsqueda a través de Internet de la palabra seguida de “RAE” nos arroja resultados en cuestión de segundos. De hecho, muchas personas no tienen ya diccionario en casa.

Enviar cartas

Comunicarse por carta con amigos era algo bastante común. Enviábamos una carta y esperábamos pacientemente una semana hasta recibir la respuesta. Esta fórmula resultaría demasiado lenta para cualquiera en la actualidad, y ha sido totalmente sustituida por el correo electrónico y hasta las apps de mensajería, que permiten en envío y la respuesta de forma instantánea. En la actualidad, las cartas escritas a mano son solo un recuerdo.

Usar cabinas públicas

Hoy en día es raro encontrar una, y más todavía que ésta funcione. Pero hace algunos años, antes de la llegada de los teléfonos móviles a nuestras vidas, eran casi imprescindibles y eran pocas las personas que no se aseguraran de llevar alguna moneda suelta encima por si necesitaban hacer una llamada fuera de casa.

Mirar la cartelera de cine en el periódico

El periódico era el gran aliado a la hora de escoger una sesión para ir al cine. Teníamos por costumbre buscar la película que queríamos ver en la cartelera para averiguar en qué salas estaba disponible y en qué horarios comenzaban las sesiones. Ahora parece un método casi prehistórico, y cualquier consulta la realizamos a través de la web.

www.lasprovincias.es

Acerca de unanimeradio

Deja un comentario

Mantente Informado.. Síguenos
Or wait 15 seconds