Confiando Sin Miedos

“No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí ” (Juan 14:1)

Los discípulos tenían buenas razones para estar preocupados porque a medida que se sentaban a la mesa unos momentos antes Jesús habló de la traición en medio de ellos y de su ida a un lugar a donde no podían seguirle.

Sin embargo en medio de aquella angustia, como buen Pastor Jesús los confortó: No tengas miedo, ni angustias, creed en dios, creed también en mi . Es la revelación de su propio corazón para ellos y de Todo lo que Dios puede brindarnos. fortaleza y guía, todos los días.

Aceptemos ese llamado y caminemos cada día bajo su resguardo y en su bondad.

Oración:

Señor guíame cada día a transitar por tus sendas, teniendo siempre presente, que Tú eres el camino y la vida, El eterno pastor que resguarda y consuela a cada una de sus ovejas. En el nombre de Jesús, Amén.