Noticias Destacadas
Inicio / Noticias / El tema más candente en la iglesia de hoy
El tema más candente en la iglesia de hoy

El tema más candente en la iglesia de hoy

#Noticias El tema más candente en la iglesia de hoy

Según un nuevo estudio de Gallup, el tema más candente en la iglesia de hoy no es la adoración ni el pastor. No es el humo y las luces, y no son los programas juveniles a la moda y relevantes. Ni siquiera es el café orgánico del comercio justo de la cafetería. El tema más candente hoy en la iglesia es la predicación. No es solo la predicación, sino una forma muy específica de esta: la predicación basada en la Biblia. Y de pronto, se están sacrificando décadas de tonterías sobre crecimiento de la iglesia. Como dice la revista  Christianity Today: «A pesar de una nueva oleada de palabras de moda en la iglesia contemporánea tales como “relacional”, “relevante”, e “intencional”, la gente que se presenta los domingos está buscando lo mismo que por mucho tiempo ha anclado la mayoría de los servicios: la predicación centrada en la Biblia». Gloria a Dios.

Gloria a Dios, pero por favor, no saltes al carro de la moda. Lo último que necesitamos es un grupo de predicadores que respondan a esta encuesta abandonando repentinamente sus series sobre «7 claves para las relaciones exitosas» o «5 secretos para un hogar feliz» para incursionar en la exposición bíblica. Lo que necesitamos es que los predicadores examinen la Escritura, luego se comprometan a la exposición bíblica.

El pragmatismo es duro de matar

Durante décadas, la iglesia occidental ha estado dominada por el movimiento del crecimiento de la iglesia, un movimiento que se apoya en gran medida en los principios comerciales del pragmatismo. El pragmatismo insiste en que el fin justifica los medios. Exige que establezcamos objetivos, determinemos los mejores medios para lograr esos objetivos, luego pretendamos que el éxito demuestra que tanto el objetivo como los medios son buenos. Como dijo uno de los padres del crecimiento de la iglesia: «Nunca critiques lo que Dios está bendiciendo». Según el pragmatismo, no hay distinción entre lo que funciona y lo que está experimentando la mano de bendición de Dios. Una cosa prueba la otra.

El movimiento del crecimiento de la iglesia estableció el objetivo de lograr que la mayor cantidad posible de personas profese la fe en Jesucristo. Para ello, tendría que volver la iglesia atractiva para los incrédulos. Esto exigía cambiar los servicios para hacerlos amigables con las visitas, cambiar el estilo musical para hacerlo más contemporáneo, e incluso cambiar el evangelio para hacerlo menos ofensivo. Desde luego, también exigía cambiar la predicación para volverla más agradable, y eso significaba predicar temas y principios en lugar de predicar la Biblia misma. El pragmatismo está tan arraigado en la trama misma de la iglesia de hoy que es extremadamente difícil extirparlo. Las iglesias que han estado inmersas en él tienen que batallar a brazo partido contra sus seducciones. Necesitan reeducarse para no recurrir a lo que funciona, sino a lo que la Biblia exige.

Mi preocupación con los resultados de esta encuesta es que convencerá a muchos pastores de cambiar el rumbo por razones pragmáticas. Verán que la gente quiere exposición bíblica y, por lo tanto, se la proveerán. Pero no lo harán sobre la base de convicciones bíblicas, sino sobre la base del pragmatismo. Irónicamente, cambiarse a la predicación expositiva sobre la base de una encuesta es la esencia misma del pragmatismo.

Lo que el pueblo de Dios quiere y necesita

No debería sorprendernos que el pueblo de Dios quiera la Palabra de Dios. Un bebé no quiere otra cosa que la leche de su madre porque no necesita otra cosa que la leche de su madre. Un cristiano no quiere otra cosa que la Palabra de Dios porque no hay nada que necesite más que la Palabra de Dios. Puede que el cristiano no lo sepa o no sea capaz de expresarlo más de lo que es capaz un bebé, pero dentro de cada verdadero creyente habrá una profunda hambre de recibir alimento espiritual, alimento que solo se encuentra en la Palabra de Dios. Aquellas iglesias que se comprometieron a predicar interminables series de sermoncillos para cristianillos estaban dejando morir de hambre a su gente. Estaban dejando morir de hambre a las ovejas para entretener a las cabras.

Ahora Gallup asegura que lo hemos entendido mal, que lo que los cristianos quieren es la predicación directa de la Biblia. Me alegra leer estos resultados. Me alegra que el pueblo de Dios esté eligiendo la Palabra de Dios. Pero no quiero que los pastores y sus iglesias salten al carro de la exposición bíblica. Más bien quiero que examinen la Escritura, para ver lo que Dios dice acerca de la relación de su pueblo con su Palabra, para entender el propósito de las reuniones semanales de la iglesia local, y luego para comprometerse desde este día en adelante a predicar la Palabra de Dios al pueblo de Dios.

Esta es la cuestión: con el tiempo, entidades como Gallup o Barna, o alguna otra saldrán con una nueva encuesta que muestre nuevos resultados, y aquellos que siguen las meras tendencias tomarán este nuevo rumbo. Su profundo pragmatismo los guiará a la siguiente maravilla. Pero las personas que por la Biblia están convencidas de que no hay nada mejor que predicar la Biblia mantendrán su rumbo. Aun cuando la predicación basada en la Biblia sea lo último que la gente quiere, estos pastores sabrán que es lo primero que necesitan.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en Challies.com.

Acerca de unanimeradio

Mantente Informado.. Síguenos
Or wait 15 seconds