Evo Morales amenaza con cárcel a quienes prediquen el Evangelio

BOLIVIA.- La propuesta de Evo Morales en el “Nuevo Código de Sistema Criminal” da Bolivia, representa un gran peligro para las iglesias cristianas del país, porque castiga con cárcel  por evangelizar.

El problema de dicho código para las iglesias, está en el artículo 88 del párrafo 12, que califica como crimen “el reclutamiento de personas para participar en organizaciones religiosas o de culto“, castigando con con 7 a 12 años de prisión para quienes incumplan la norma.

Este Código Penal silenciaría a casi dos millones de bolivianos evangélicos  (que representan el 19% de la población), lo que atenta gravemente contra la Carta Magna de Bolivia. La Constitución señala en su art. 4: “El Estado respeta y garantiza la libertad de religión y de creencias espirituales, de acuerdo con sus cosmovisiones. El Estado es independiente de la religión”.

Pero lo cierto es que esto se incumple a través de este nuevo Código Penal, o de leyes ya aprobadas como la 351, mediante la cual el Estado trata de controlar a los evangélicos y a la Iglesia católica, obligándoles a pagar elevados impuestos. Los evangélicos, en concreto, temen que sus asociaciones terminen disueltas por la férrea presión a las que les somete el Gobierno de Morales.

Representantes católicos e evangélicos están protestando y buscando apoyo para impedir que el texto sea aprobado. Un grupo de representantes da la Asociación de Iglesias Evangélicas Unidas realizó un acto de protesta frente al Palacio do Gobierno y de la Asamblea Legislativa, exigiendo la derogación total del nuevo código.

El pastor Miguel Machaca Monroy, presidente de las Iglesias Evangélicas de La Paz, dice que esta ley impedirá predicar y evangelizar en las calles. Por eso, ellos están haciendo una campaña de oración y ayuno en favor del país. AcontecerCristiano.Net