Joven con muerte cerebral vuelve a la vida tras ayuno y oración

EE.UU.- Un joven sufrió un ataque cardíaco mientras jugaba fútbol y quedó clínicamente muerte por 20 minutos, lo que le provocó un severo daño cerebral. Los médicos informaron que ya no había nada que hacer, pero los familiares se aferraron a la fe en Dios.

Stephen, un joven de 20 años, vivió una de las peores experiencias al quedar inconsciente tras sufrir un ataque al corazón. Su madre, la señora Tammie Mask, no pudo creerlo cuando le comunicaron que su hijo había muerto

Lo que pasó con Stephen, fue que estaba estaba jugando fútbol con sus amigos en la escuela de Lufkin, Texas, Cuando de pronto cayó. “Todos corrieron a socorrerlo para ayudarlo a incorporarse, pero fue en vano. Afortunadamente, la señorita Jewel, que es enfermera, pasaba por allí y le contamos lo que estaba pasando”, dijo Darrion, amigo de Stephen a CBN.

La enfermera intentó reanimarlo por medio del masaje cardíaco, hasta que llegaron los paramédicos y encontraron a Stephen potrado producto de paro cardíaco fulminante. Mientras lo llevaban al hospital encontraron el pulso.

“Me llevaron a la habitación donde estaba Stephen y estaba conectado a todas estas máquinas. Empecé a suplicarle a Dios que no se llevara a mi hijo, y que en cambio me quitara la vida a mí”, dijo su madre.

Pero los médicos dijeron que no había nada más que hacer por el joven. Fue trasladado al Hospital Metodista de Houston, donde un equipo de médicos estaba esperando. El doctor Khan era el cardiólogo de Stephen. “Él estaba en estado de coma, entubado, tenía un tubo de respiración”, dijo el doctor.

Los médicos determinaron que Stephen había estado clínicamente muerto, sin oxígeno y sin latidos cardíacos por más de 20 minutos. Casi el 90% de su cerebro sufrió daños severos. Si él pudiera sobrevivir, los médicos dijeron que quedaría en estado vegetativo por el resto de su vida.

Sin tiempo que perder, la familia llamó a su iglesia, familia y comunidad para pedir apoyo con oraciones. Pasaron tres días sin señales de progreso ero Tammie y sus familiares no se rindieron.

Sentí como si Dios quisiera que ayunáramos, así que pedí a todos en Facebook para que hicieran ayuno y oración po Stephen, para que Dios le de vida y lo restaurare completamente. Fue así que Dios comenzó a trabajar un milagro tras otro“, dijo Tammie.

Después de un día de ayuno, Stephen se recuperó de su infección pulmonar y salió del coma. Al tercer día los médicos dijeron que su corazón estaba retornando a su tamaño normal y funcionaba en un 80%. “Los médicos no sabían qué decir, dije que era Dios. Estaba tan agradecida”, dijo la madre del joven.

Finalmente, los médicos realizaron una cirugía de corazón para implantar un desfibrilador. Luego fue dado de alta y comenzó con la rehabilitaciónAcontecerCristiano.Net