Noticias Destacadas
Inicio / Noticias / ‘Mi madre y yo llevamos el Evangelio a los asesinos de mi padre’
‘Mi madre y yo llevamos el Evangelio a los asesinos de mi padre’

‘Mi madre y yo llevamos el Evangelio a los asesinos de mi padre’

#NoticiasCristianas

Valery Sheppard, hija del misionero Jim Eliott, cuenta al programa Witness de la BBC cómo su padre y sus compañeros misioneros murieron a manos de los Haoraní en Ecuador.
La hija de uno de los cinco misioneros evangélicos estadounidenses que fueron brutalmente asesinados por los Huaorani relata su historia.
Jim Elliot, Nate Saint, Ed McCully, Peter Fleming y Roger Youderian eran cinco misioneros cristianos evangélicos que aterrizaron en Ecuador en 1952 para contactar con los Huaorani (también conocidos como los aucasi), una tribu aislada de la selva amazónica de Ecuador.
Valery Sheppard, hija del misionero Jim Eliott, cuenta como su padre y sus compañeros murieron a manos de esta tribu guerrera. El incidente cobró fama internacional debido a un reportaje en la revista LIFE por el fotoperiodista Cornell Capa y los libros que escribió Elisabeth Elliot.
Los guerreros de la tribu Huaorani usaron lanzas para matar y descuartizar a los hombres. Aunque portaban armas, los misioneros no se defendieron.
También relata cómo volvieron para llevarle el Evangelio a quienes acabaron con la vida de su padre: “Creo que Dios lo permitió para que fuésemos testigos de lo que significa seguir a Cristo”, dice.
Después de la muerte de su padre, Valery Sheppard y su madre Elisabeth Elliot se trasladaron al país sudamericano para integrarse en la tribu y seguir su misión, esta vez logrando que el mensaje del Evangelio fuese aceptado por los huaraniés. Con ellas volvió también la hermana de Saint, Rachel.
Dice su madre: “Nuestra hija Valerie tenía 10 meses de edad cuando Jim fue asesinado. Continué trabajando en la zona cuando, gracias a la providencia divina, conocí a dos mujeres aucas que vivieron conmigo durante un año. Ellas eran la clave para que pudiese ir a vivir con la tribu que había matado a los cinco misioneros”, relataba. “Permanecí allí durante dos años”. “Después de haber trabajado durante dos años con los aucas volví al trabajo entre los quichuas y estuve allí hasta 1963, cuando Valerie y yo regresamos a los EEUU”.

‘Mi madre y yo llevamos el Evangelio a los asesinos de mi padre’

Powered by WPeMatico

Acerca de unanimeradio

Mantente Informado.. Síguenos
Or wait 15 seconds