Noticias Destacadas
Inicio / Noticias / Avión / Piloto y esposa sobreviven a caída de avioneta después de oración
Piloto y esposa sobreviven a caída de avioneta después de oración

Piloto y esposa sobreviven a caída de avioneta después de oración

#Noticias Piloto y esposa sobreviven a caída de avioneta después de oración

Una pareja de esposos sobrevivieron de milagro a la caída de una avioneta, que se incendió al impactar con la pista mientras aterrizaba. “Soy un piloto experimentado, pero tengo que reconocer que Dios me ayudó“, dijo.

El piloto Frank Pisano y su esposa Janan, habían despegado del Aeropuerto John Wayne de Orange, California. Después de cuatro minutos de vuelo, notó un desperfecto mecánico en el motos, por lo que decidió volver.

Frank ya no pudo llegar al aeropuerto y tuvo que aterrizar de emergencia en una autopista. Ante esta situación trágica, Janan cerró sus ojos y comenzó a clamar: “Dios, tú estás con nosotros, ayúdanos. Tú estás con nosotros”.

En eso, la avioneta estaba descendiendo demasiado rápido y el piloto tuvo que maniobrar para el aterrizaje, Cuando tocó la pista, el pequeño avión cayó “como un globo de plomo” y ya no pudo controlarlo. “Había postes de luz en la carretera, que si lo hubiese golpeado habrían explotado y estaríamos muerto. Eso es un milagro“, dijo Frank.

Una vez que la aeronave se detuvo en la pista, se incendió y las llamas se extendió rápidamente. Frank estaba con seis vértebras quebradas por el impacto, mientras que su esposa tenía fractura en cinco vértebras. Inconscientes momentáneamente, los dos consiguieron salir de la aeronave instantes después, cuando fueron retirados por personas que pasaban por el lugar.

Uno de los voluntarios que ayudaron a socorrer a la pareja durante el accidente, fue Federico, que mientras ayudaba a Janan, le decía: “Dios está contigo, Dios está contigo“, repitiendo la misma oración hecha por ella antes de la caída.

En el hospital, ambos fueron internados y sometidos a un coma inducido, ya que tenían severa dificultad para respirar. “Me dijeron que mientras yo estaba inconsciente, la gente iba a mi habitación y oraba. Nunca descubrí quienes eran”, dijo Frank.

Al recordar el accidente, el pensamiento de Frank es uno solo: “Es como si Dios pusiera las manos en nuestros asientos y dijese: “No voy a dejar que nada suceda con ustedes”. Él nos protegió“, afirmó el piloto, expresando gratitud a Dios por estar con vida

Acerca de unanimeradio

Mantente Informado.. Síguenos
Or wait 15 seconds