Propiedades del Amor

“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece” (1 Corintios 13:4)

Dios tiene un plan para tu vida; diariamente recuerda obrar en ese plan y has cambios positivos te permitan entender y recorrer ese camino. Cuando te determinas a ser la persona que el Señor te ha llamado a ser, encontrarás tu propósito y sólo el amor, la bondad, la compasión habrán ocupado los espacios de tu corazón. Abrirás así las puertas a la satisfacción y regocijo en cuerpo y espíritu que sólo el Señor puede darte.

Señor, me guías en cada paso y me recuerdas en el camino, las maravillosas bendiciones que has traído a mi vida. Ayúdame a no olvidar, la abundancia de esos dones que de ti he heredado, de manera que la envidia no tenga lugar en mi corazón.