¡Sigue adelante!”. ¡Sigue adelante!

Quizá los últimos días has estado batallando en tu mente tratando de entender el por qué de cada cosa que te ha pasado últimamente, quizá te has visto en algún momento cuestionando el actuar de Dios en tu vida y hasta cierto punto reclamando favores que crees merecer y no estás recibiendo.

A ti te digo hoy: “En medio de las más duras de tus batallas.

¡Sigue adelante!”. ¡Sigue adelante!

Porque Dios para ti lo es todo, porque en ningún otro encontraste la paz que Dios te ha dado durante mucho tiempo, porque todo lo que tienes se lo debes a Él y hay mucho más por agradecer que por quejarte y reclamar.

Confía que Dios está actuando a tu favor.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario