Trump designa $ 55 millones para ayudar a los cristianos y a las minorías religiosas a reconstruir en Iraq

Tras el anuncio del vicepresidente Mike Pence en octubre pasado de que el gobierno de los Estados Unidos proporcionaría ayuda directa a los cristianos iraquíes perseguidos que luchaban por reconstruirse después de la liberación de Nineveh Plains, la administración Trump ha tomado medidas concretas para cumplir sus promesas.

La administración de Trump anunció que ha renegociado un acuerdo con la ONU para garantizar que los cristianos vulnerables, los yazidíes y otras minorías religiosas víctimas del Estado Islámico en Iraq reciban la asistencia de la ONU que previamente les negaron.

La administración también ha anunciado que está aceptando propuestas de organizaciones privadas sobre el terreno en Iraq para recibir asistencia directa del gobierno de los EE. UU. Para reconstruir las patrias ancestrales de cristianos y otras minorías destruidas por el culto jihadista a la muerte.

Según un comunicado  de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, la agencia ha asegurado que $ 55 millones de su pago de $ 75 millones al Fondo de Desarrollo del Programa de las Naciones Unidas  para la Estabilización  en Iraq “abordarán las necesidades de las comunidades vulnerables de minorías religiosas y étnicas” “en la provincia de Nínive.

A USAID se le ha otorgado más supervisión para garantizar que el financiamiento de la ONU marcado para las minorías se gaste de manera efectiva.

“El acuerdo modificado asegura que la contribución de los Estados Unidos ayudará a las poblaciones de las áreas liberadas en la provincia de Ninewa a reanudar sus vidas normales mediante la restauración de servicios como agua, electricidad, alcantarillado, salud y educación”, explica el comunicado.

El pago de $ 75 millones es la primera parte de una asignación de $ 150 millones designada para FFS, que fue anunciada por el embajador de Estados Unidos en Irak, Douglas Silliman, en julio pasado. Según USAID, “el cumplimiento del resto de esa promesa dependerá del éxito del PNUD en la implementación de medidas adicionales de rendición de cuentas, transparencia y diligencia debida para el FFS”.

(FOTO: TWITTER / @ VP) EL VICEPRESIDENTE DE LOSEstados Unidos Mike Pence se reúne con el arzobispo caldeo de Erbil Bashar Warda en Washington, DC el 4 de diciembre de 2017.

Líderes cristianos iraquíes y activistas de derechos humanos han planteado numerosas quejas sobre cómo miles de minorías perseguidas y desplazadas no reciben su parte justa de la asistencia de las Naciones Unidas para los esfuerzos de reconstrucción de la comunidad.

En su anuncio de ayuda directa de Estados Unidos para las minorías religiosas iraquíes  el año pasado, Pence criticó a la ONU por el hecho de que los cristianos en las llanuras de Nínive tenían “menos del 2 por ciento de sus necesidades de vivienda atendidas y la mayoría de cristianos y yazidíes permanecen en refugios”. ”

Dada la historia del PNUD, al menos un destacado experto en derechos humanos sigue siendo cauto a pesar del anuncio de la administración.

“No tengo confianza en el PNUD”, dijo la fuente principal del Instituto Hudson, Nina Shea, ex comisionada de la Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional, a The Christian Post en un correo electrónico el viernes. “Como USAID ahora está dispuesto a admitir, el PNUD ha sido muy mal administrado, no es transparente y ha marginado deliberadamente el genocidio que tuvo como blanco a las minorías cristiana y yazidi en los últimos dos años”.

Según Shea, el éxito del nuevo acuerdo “dependerá de la vigilancia de los supervisores de USAID”.

“Los fondos deberán ser monitoreados de cerca, no solo en papel, sino en controles de campo y a través de las aportaciones regulares de los líderes de la iglesia sobre el terreno”, afirmó Shea.

Philippe Nassif, director ejecutivo del grupo de presión en defensa de los derechos humanos En defensa de los cristianos, dijo a CP en una declaración que su organización tiene “confianza” en que la administración Trump “vigilará de cerca” cómo el PNUD está asignando el dinero que Estados Unidos tiene dado para ayudar a las minorías religiosas a reconstruir sus vidas.

“El gobierno de los Estados Unidos comprende la grave situación en que se encuentran actualmente estas comunidades tras el genocidio cometido por ISIS y se centra en garantizar que el dinero enviado al PNUD llegue a quienes más lo necesitan, particularmente a los cristianos y yezidis en Iraq”, aseguró Nassif. .

El consejero de la USAID, Tom Staal, le dijo a Fox News  que se han establecido nuevos procedimientos de supervisión entre la USAID y el PNUD.

Algunas de las medidas incluyen el acceso de un inspector estadounidense a los libros del PNUD y la contratación de un “tercero” para supervisar el trabajo del PNUD. Además, el nuevo acuerdo entre las dos agencias establece las ciudades específicas que los $ 55 millones asignados a las minorías religiosas se van a gastar.

USAID también está cumpliendo el voto de Pence de que Estados Unidos proporcionará directamente fondos a organizaciones sobre el terreno que están ayudando directamente a los cristianos y las minorías religiosas a reconstruir sus patrias ancestrales.

La USAID ha comenzado su propio proceso de permitir que las ONG soliciten asistencia directa para ayudar a reconstruir comunidades minoritarias religiosas a través de un proceso llamado “Anunciación amplia de la agencia”. La “competencia” está diseñada para “solicitar ideas innovadoras que respalden el reasentamiento de las minorías étnicas y religiosas en sus hogares ancestrales en Iraq”.

(FOTO: REUTERS / KHALID AL MOUSILY)Una mujer cristiana inspecciona una casa en la ciudad de Bartella al este de Mosul, Irak, después de que fue liberada de los militantes del Estado Islámico el 23 de noviembre de 2016.

USAID planea tomar decisiones sobre el financiamiento a principios de la primavera. Según Fox News, USAID ha reservado $ 35 millones para las propuestas.

“La esperanza está en alza”, dijo Andrew Walther, vicepresidente de comunicaciones y planificación estratégica de la organización fraternal católica Knights of Columbus, que ha donado millones para ayudar a los cristianos a reasentarse y vivir desplazados en Iraq, dijo el medio noticioso.

“Un representante de la comunidad cristiana en Iraq me dijo que el dinero que les enviaba el gobierno de los EE. UU., Tanto directamente como a través de la ONU, es la acción estadounidense más positiva en nombre de sus comunidades desde 2003”.

Fox News informa que los nuevos términos de USAID con el PNUD fueron negociados en gran parte por la embajadora de los Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley y su oficina.

“Confiamos en que los fondos de EE. UU. Irán más directamente para ayudar a las minorías religiosas perseguidas; la ONU también se sumará al fondo para financiar programas efectivos que vayan directamente a las comunidades, particularmente en Iraq”, dijo un funcionario de la Casa Blanca Fox News, y agregó que la oficina de Pence está satisfecha de que se cumplan los votos del vicepresidente.

Siga a Samuel Smith en Twitter: @IamSamSmith