11 de Agosto: Veré Su Luz


*

Palabra:

Y una luz resplandeció en la cárcel. Hechos 12 7.

Dios es Luz.

Donde está Dios no hay tinieblas. Su luz disipa las sombras más tenebrosas que puedan venir sobre nosotros.

No importa las sombras que puedan llegar sobre mi hoy, la oración es el recurso dejado por Dios para pedir que su luz venga a nosotros.

Recuerda, no existe tiniebla en la que la luz de Dios no pueda brillar.

Oración:

Señor, Este es un gran día para ver tu luz en mi, sobre mi y a mi alrededor.

Gracias por dejarme la oración como el maravilloso medio para recurrir a ti en medio de la más oscura noche.

Hoy confieso que veré tu luz. En El Nombre de Jesús, Amén.

No dejes de ver:  Una firma majestuosa

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.