Brasil: Hombre ‘resucita’ en el hospital luego de la oración de su familia

¡Un milagro! Así se considera lo que ocurrió con un hombre en Brasil llamado Ronaldo Martins de Souza de 63 años. El episodio ocurrió el pasado martes por la tarde cuando Sousa fue declarado muerto, pero minutos después “resucitó”, dejando a los médicos que lo atendieron en el Servicio de Pronto Atención (SPA) Galilea, en la Zona Norte de Manaus, sorprendidos con lo ocurrido, de acuerdo a lo informado por el medio Acritica.

El médico Rodrigo Custodio relató que el Souza ingresó a la unidad de salud cerca de las 15 hs prácticamente muerto. “Llegó con el corazón parado, sin signos vitales y pupilas dilatadas. Nosotros inmediatamente iniciamos el masaje de resucitación cardiopulmonar (RCP). El cuadro clínico evolucionó hacia las paradas (corazón) y empezamos a utilizar el desfibrilador. Fue aproximadamente una hora de reanimación con él oscilando entre tener pulso y no tenerlo”, contó.

 Después de ese tiempo, llegó un momento en que el paciente ya no tuvo signos vitales, con total dilatación de la pupila, una característica de muerte cerebral. Fue cuando el protocolo de muerte fue abierto. “Le avisamos a la familia que había muerto. ¡Fue una desesperación! La familia entró en la sala de emergencia y oró. Después de que salieron, en la preparación para retirar los tubos, una cosa que en la medicina la gente no explica, observé en él la presencia de pulso”, afirmó.

En ese momento, rápidamente se devolvió todo protocolo y los procedimientos de reanimación comenzaron a ser hechos nuevamente. Unos 15 a 20 minutos después el paciente retornó a la vida. Y volvió con los parámetros vitales, la pupila normal y el pulso fuerte. En ese momento, cuando hubo ese don de Dios, nosotros restituimos y estabilizamos al paciente. Y hoy (12) por la mañana conseguimos trasladarlo al Hospital y Pronto-Socorro João Lúcio”, relató el médico, emocionado.

La familia de Souza no supo describir tanta emoción. De acuerdo con el yerno José Neto, 38, el funeral llegó a ser planificado. “Estábamos corriendo detrás del lugar para ser velado, el cementerio y la sepultura. La médica dijo que había fallecido a sus tres hijas y dos compañeros de trabajo. Cuando recibimos la noticia que él volvió a tener pulso, más o menos media hora después, fue un choque. Un compañero de trabajo de él llegó a desmayarse y sus hijas comenzaron a llorar. Una desesperación total y mucha alegría”, evidenció.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario