0

China cierra 100 iglesias para detener avance del cristianismo en el país

iglesia-cerrada-china

Las autoridades han cerrado cerca de 100 iglesias cristianas en la provincia central de Henan, en China, y también ordenaron a las iglesias oficiales que retiren las cruces de sus edificios.

La República Popular China (en chino simplificado: 中华人民共和国 y en pinyinZhōnghuá Rénmín Gònghéguó), o simplemente China (en chino simplificado: 中国 y en pinyinZhōngguó), es un Estado soberano situado en Asia Oriental. Es el país más poblado del mundo, con más de 1300 millones de habitantes, y la primera potencia económica mundial por PIB, en términos de paridad de poder adquisitivo.​ La República Popular China es un Estado unipartidista gobernado por el Partido Comunista y tiene la sede de su gobierno en la capital, Pekín.18​ Está dividida en veintidós provinciascinco regiones autónomascuatro municipios bajo jurisdicción central —Pekín, TianjinShanghái y Chongqing— y dos regiones administrativas especiales —Hong Kong y Macao—. Asimismo, China reclama la que considera provincia de Taiwán, que es controlada por la República de China con un estatus político de la isla controvertido.

Las autoridades explican que esta medida es para impedir “cultos ilegales” de las iglesias no registradas, pero también han perjudicado a las iglesias oficialmente establecidas, según China Aid.

En la provincia de Ningling, las autoridades permiten que sólo cinco personas se reúnan sin permiso oficial y están colocando guardias en las puertas de la iglesia para limitar el ingreso. En varias murales, el nombre Jesús han sido arrancados, así como decoraciones con temas y versículos cristianos. En el condado de Luoning, la predicación y la recolección de ofrendasfueron prohibidas.

Los funcionarios del gobierno han amenazado con demoler iglesias, a menos que todas las cruces hayan sido derribadas, según un cristiano llamado Chen.

China Aid relata que el Partido Comunista está instigando la represión de los gobiernos locales a todas las manifestaciones religiosas, no sólo contra los cristianos.

El presidente de la misión, Bob Fu, calcula que el número de cristianos chinos presos por su fe “alcanzó el nivel más alto desde el final de la Revolución Cultural comunista, en 1976”.

“El año pasado, 1.265 iglesias fueron alcanzadas por las medidas del gobierno, con el número de perseguidos llegando a 223.000“, dijo Fu, evaluando que de 2016 a 2017 esas cifras se quintuplicaron. Él explica que su organización documentó 3.700 casos de cristianos presos en los últimos 12 meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.